Por favor, tómese un momento para escuchar el mensaje emitido por el señor Robert shinn:

Durante muchos años, he comprado electrodomésticos con un hombre iraní llamado Hosad o, como sus amigos lo llaman, “Hoss”. Siempre ha sido un verdadero placer hacer negocios con Hoss; él es un hombre honesto que se preocupa sinceramente por sus clientes.

Siempre me he sentido cómodo al conversar con Hoss, incluso si hablamos sobre temas delicados. Así que, un día, mientras terminábamos la compra de una estufa, saqué el tema de los vendedores de Medio Oriente. Brevemente, le expliqué a Hoss que yo había adoptado una política algunos años antes de nunca hacer negocios con árabes u orientales en artículos grandes, como bienes raíces o automóviles, debido a sus tácticas de negociación tan rudas y su falta de ética para los negocios. Le pregunté sobre su opinión acerca de los vendedores árabes; después de todo, quién entendería mejor a los árabes que un árabe como Hoss. Esto fue lo que él me dijo.
kj
Él dijo: “Robert, los estadounidenses y los occidentales son unos niños cuando se trata de hacer negocios, especialmente en cosas como la negociación. Las diferencias entre nuestras culturas se pueden rastrear hasta miles de años atrás, comenzando con las raíces de nuestros orígenes tan distintos.”
Hoss continuó explicándome que los occidentales vienen de la tierra de la abundancia: mucha comida, mucha agua y muy buen clima. La situación en el Medio Oriente es más o menos opuesta. Ahí, las regiones desérticas no son más que arena y piedras y, mucho peor, el clima hace que las tierras sean casi inhabitables.

¡Registrate y recibe un seminario gratis en tu país! Haz click aquí... ¡Registrate y recibe un seminario gratis en tu país! Haz click aquí...